La más célebre de las Leyes de Murphy afirma: “Si algo puede salir mal, saldrá mal”. Un axioma irrefutable, un hecho incuestionable, una verdad como un templo. Lo dice la experiencia. Y nos lo repite una y otra vez. Si algo puede salir mal, saldrá mal. Y puede hacerse especialmente real (y dañino) en las campañas promocionales. Puede fallar la estrategia, el incentivo, el mensaje, la mecánica, el medio, la creatividad, el timing, el control del presupuesto… O puede suceder simplemente que los objetivos planteados —y prometidos por la agencia— se queden en un bluf. Un sonoro y carísimo bluf.

10 claves

Hasta aquí las malas noticias (nada que no sepas). Y a partir de aquí las buenas: darle la vuelta a la Ley de Murphy es posible. “Si algo puede salir bien, saldrá bien”. A veces, incluso mejor. ¿Cómo? Aquí te damos 10 pistas.

1. Pasar del qué al para qué. Acertar con la estrategia es el único comienzo posible para que el resto funcione. No se trata de ‘qué quiero hacer’ sino de ‘para qué quiero hacerlo’.  Parece una obviedad. Pero es la causa de muchas batallas perdidas.

2. ¿Regalar o emocionar? Hacer un regalo siempre está bien. Pero hay regalos y regalos. Si regalas experiencias que emocionen, que lleguen al corazón, tus clientes se sentirán únicos y te querrán más. Y te querrán más veces. “Una marca que compromete emocionalmente vence una y otra vez”. (Martin Lindstromn).

    Ah, y “REGALO SEGURO” sigue vendiendo mucho más que “SORTEO”. Siempre.

3. Aprovecha para vender valores. Ya tienes la atención del consumidor (lo más difícil). Aprovéchala. Si vendes valores de marca, tu marca crece en valor. Y se mantiene más tiempo en su cabeza. Con el mismo presupuesto.

4. La creatividad mola. La creatividad es un guiño al comprador. Crea empatía, afinidad. Es como si le dijeras en voz alta: sé que eres inteligente. Y eso gusta. Y no se olvida fácilmente.

5. Cada consumidor es un mundo. “El marketing tiene como objetivo conocer y comprender tan bien al consumidor que el producto se ajuste perfectamente a sus necesidades”. Lo dijo Peter F. Drucker hace unas décadas. Y es perfectamente aplicable al marketing promocional. La buena noticia: que hoy hay más y mejores herramientas para lograrlo.

6. Con la marca no se juega.Los consumidores de hoy tienen tanta necesidad de creer en sus marcas como los griegos en sus mitos” (Georges Lewi). Tú también. Bastante tienes con la competencia, la crisis, el precio, la marca blanca… Apuesta por ti: cuida tu imagen, diferénciate, innova, ponte en valor, valora a tus consumidores. Y emociónales.

7. No la líes con la mecánica. Sé claro. Sé consecuente. Sé honesto. Sé innovador. Sé creativo. Sé prudente. Sé inteligente. Y no lo olvides nunca: un pequeño fallo en la mecánica puede arruinar tu campaña. Un fallo gordo puede arruinar tu imagen.

8. La experiencia es un grado. Anticiparse a los problemas es la única manera de que no causen problemas. Lo mismo que conocer lo que funciona y lo que no. Para eso hay que saber. Tener muchas horas de vuelo. Real, no simulado.

9. El factor sorpresa. Repetirse una y otra vez funciona… a veces. Es mejor sorprender, reinventarse, emocionar, innovar (mecánicas, medios, incentivos, creatividades). El viejo dicho “más vale lo bueno conocido…” es eso, viejo.

10. Todo bajo control. Todo. Cuando cruces la calle mira los coches, no los semáforos; no es el semáforo el que te mata. Cuando realices una campaña, asegúrate de tener controlado hasta el último detalle (recuerda la Ley de Murphy); y asegúrate también de que quien te lleva al otro lado es previsor, no temerario; prudente, no confiado; profesional, no aficionado.  En una palabra: SEGURO.

En Viva Marketing llevamos más de 20 años creando campañas promocionales para marcas de todos los sectores. Controlando el proceso de principio a fin, desde la estrategia hasta la ejecución integral. Con incentivos propios y redes que cubren todo el territorio nacional. Con el apoyo de una agencia creativa y un equipo que valora el servicio por encima de todo.

Y, lo más importante, ganándonos la confianza de nuestros clientes en cada campaña. Porque les damos lo que más quieren: SEGURIDAD y RESULTADOS. Sin que nada falle. Por eso repiten

 

Follow Me on Pinterest
EmailWhatsAppCompártelo.