cuentos

Uno de los momentos favoritos de los más pequeños de la casa es el cuento antes de dormir. Una hora mágica, de fantasía y complicidad. Es, sin duda, una de las cuestiones más importantes en la tabla de valores de cualquier niño de dos a diez años; y además uno de los mejores generadores de lazos emocionales de buena calidad y durabilidad entre padre/madre e hijo (o abuelos/nietos). No sólo por ser tu voz tranquilizadora lo último que escuchan antes de dormirse o por esos preciados minutos dedicados en exclusiva; también porque tienes la gran oportunidad de introducirles cada noche en un mundo de fantasía, emociones, aventura y diversión “a mansalva” (como diría Íñigo Montoya en la inigualable La Princesa Prometida, uno de los mejores ejemplos de cómo contar un cuento).

Lo verdaderamente importante es contarlo bien contado, con voluntad, con emoción, con humor, con credibilidad, con pasión… en resumen, con mucho cuento; como si fuera la acción más trascendental del día. Desde luego, en ese momento, para tus hijos lo es.

Y es que los niños adoran los cuentos, cualquier cuento. Pero imagina si, además, ellos son los verdaderos protagonistas de la historia. Incluso con su nombre y su cara formando parte de sus cuentos favoritos: salvando a Caperucita, ayudando a los Tres Cerditos, volando en dragón o viajando por el tiempo en bicicleta. Según los especialistas, el Cuento Personalizado no sólo es un regalo maravilloso cada noche, sino que aporta importantísimos beneficios para el desarrollo evolutivo, emocional y cognitivo de tus hijos.

· Interiorizan con mayor intensidad los valores positivos y la moraleja del relato.

· Al facilitar la identificación automática, los mensajes didácticos son también más efectivos.

· Ser protagonista aumenta su interés por la lectura.

· Desarrolla la creatividad y la imaginación.

· Compartir aventuras con sus personajes favoritos eleva su autoestima.

· Tiene incluso efectos terapéuticos, ayudando a mejorar al niño cuando está enfermo u hospitalizado.

· Si se cuenta por la noche, facilita que el niño entienda que después del cuento hay que dormir.

· Potencia los lazos emocionales entre padres/hijos.

· Ya sean clásicos, fantásticos o didácticos, los Cuentos Personalizados son un regalo único y original; y muy especial, para el niño y para quien se lo regala. Y, por supuesto, para quien se lo cuenta.

Si quieres saber más sobre los Cuentos Personalizados, entra en www.hofmann.es. Hofmann es partner exclusivo de Viva Marketing para acciones promocionales.

Follow Me on Pinterest
EmailWhatsAppCompártelo.